ARTE Y ARTESANÍA – Jose Maria Fuentes-pila Estrada

Arte que naces del abrazo de las manos y la tierra, miras con recelo al viejo artesano, último de la estirpe de quienes te regalan el bello nombre que lucen tus alas. Sonríe a tu abuelo, arte, anciano de blancos cabellos que la espalda inundan, dedos de mil años, sin más edad que la admiración del tiempo. Ojos de luz opalescente, brillar del rayo verde que señala cada último atardecer sin pretensiones del mañana.

Observa, arte, joven orgulloso, descendiente de Apolo al hijo de Egea, elaborando su más preciosa en el transcurrir de las lunas.

Cincela el cuello marmoleo, parsimonia de disfrute, convirtiendo el rostro en el de una diosa sin reino. Repuja el cuero su espalda, cada vértebra, en una minúscula duna de placer. La madera de ébano se recrea en las formas, brotando piernas, pechos y unos ojos de mirada errática.

Artesano que levanta las manos al cielo, pidiendo lluvia, bautismo de su creación. Telares de ensueño son sus cabellos, mosaico de luz, pieza a pieza, puzle del alma.

Encuadernas sus pensamientos en el libro de su piel, navegante lengua de ideas en su mente dibujada de mil y un sueños, jardín de una creatividad tan primitiva como el mundo.
Artesano paciente, lento caminar de tus manos en la figura que recreas. Enamorado de la vida, de cada trocito artesanal, recibiendo el contraluz de las vidrieras de un mundo ajeno a las locas estaciones. Cuchichean ellas mirando a escondidas por el ventanuco del eterno taller.

Noche de luna, proyectas la sombra del talento en la figura, resuelve su quietud. No te regocijes en la obra, no sufras, contemplando sin tocar. Es la hora, acerca la boca a su boca. Testigo es la luna, diosa, madre y luz que no ciega. Artesano, insufla amor en ella, la fría obra de mil maravillas será u abrazo cálido en tu lecho. Será el aliento en tu aliento, sus manos tallando la ventura en el viejo cuerpo, ajado por la sequedad de la existencia como espera de un final que nadie ha escrito.

Deja que sea ella, artesano, ella, amante de Arte, quien se recree en ti, déjate amar por la Artesanía convertida en Arte.

Jose Maria Fuentes-pila Estrada

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: