LA MALA….JoseMaria Fuentes-Pila

LA MALA…

La Mala la llamaban entre dientes, sin saber qué la diosa no miraba la torre de marfil que toca el cielo con sus manos eternas y severas pinceladas de geranios entre balcones de vida. Mala porque altiva mira a los que dicen ser buenos, porque no da limosna a los que mendigan la dignidad. Mala porque los corazones no son lisonjas que decora en su collage, ese de vida y trozos de la más bella creatividad, la que de nada.

Parece surgir para coser una primavera de abril.

Mala la dicen porque no perdona ni pide perdón, sin saber el mundanal susurro que la mala no ha hecho daño sin una buena razón. La de guardar sus principios, salvaguardar su lealtad al designio de su más alta pasión. Mala le dicen a la suerte, cuando el tonto de capirote, esperando parecer listo, invoca tan dulce presencia para cagar los pañales de su mente infantiloide. Mala cosecha, quizás porqués tiempo de cambiar la cebada por trigo, mala baba, la que el domingo de ramos, cualquier domingo del año, a trabajar llama el jefe, cuando la toalla colgaba suplicando un hueco en la playa.

Malas artes esas que dicen tener y usar los que entre sombras hacen trampas a la vida que a su vez se entrampa en historias de dormir para no dormir. Artes no hay malas, salvo que rujan cansadas de tanta belleza y rutina que ya no encienden la chispa de la mirada candente que se apaga cómo el cirio, con el soplido del sacristán que las puertas cierra al convento para que no entre la luz.

Mala porque no me hace caso, mala porque no mira al suelo, porque el orgullo es bandera y la palabra metralla contra la vil ignorancia travestida de intelecto. Mala vida le dicen al yonqui, al borracho y al tarado, mala vida que acuna sueños lejanos para volver a nacer en la orilla de un ancho río, que no se sabe si es mar.

Mala mar, escudriña el capitán, mirando sin contemplar, tan solo dejando que el viento haga de la mar la mala para hacer volar el barco, más allá de la odisea que el argonauta contó. Mala dicen la madrastra y el padrastro, seres de cuentos infames, etiquetados por la siniestra sombra del redactor. Mala la cara del mal encarado, la del que muriéndose esta sin saberlo pero eso sí, amarilleando los ojos, la piel se vuelve ceniza.

Mala muerte la de aquellos que enterrados a escondidas, no pudieron ser despedidos, como perros murieron entre pecados que contaron, se inventaron por ventura, para ser el escarnio de los próceres de bondad. Mala, suelta el pelo a carcajadas, en este domingo de urnas, de playa flaca y al perro todo son pulgas. El beso aplaca a la Mala, dibujando su sonrisa, esa que de mala es tan bella, que nunca se borra de golpe, salvo cuando un golpe de timón da.

JMFP

Clara Janés: “La belleza es lo que nos salva de este caos y movimientos apocalípticos”

La escritora ingresa en la Real Academia Española con un homenaje al ‘Cantar de los cantares’ y las conexiones de este con sus maestros.

 

La escritora Clara Janés, en el acto de la lectura de su discurso de ingreso en la RAE.

El Tiempo no separa. El tiempo une. Treinta y un siglos conectan al rey Salomón con Clara Janés, que ingresó en la Real Academia Española. «¡Dame un beso de tus labios! / Son más dulces que el vino tus caricias”, es el canto de la amada que abre el Cantar de los cantares, atribuido al rey sabio en el siglo X antes de Cristo. “Y así se conforma el universo / en boca única, / aliento que enlaza / y tiende lazos al infinito”, escribió Janés en Psi o el jardín de las delicias.

La poeta, narradora, ensayista y traductora, nacida en Barcelona en 1940, se convirtió en la décima mujer en ingresar en la RAE con un homenaje al texto bíblico. Janés, que ocupa la silla U, vacante tras la muerte del jurista Eduardo García de Enterría, en 2013, titulo su discurso Una estrella de puntas infinitas. En torno a Salomón y el Cantar de los cantares.

Es una mirada sobre el misterio de la vida, la existencia como un instante, la belleza como salvadora del mundo y sobre el enigma que ronda la escritura. La nueva académica, de tradición simbolista, repasó el vigor de esta obra lírica y la potencia de una inspiración que ha surcado los tiempos en un texto que «más allá del hechizo del lenguaje canta en el fondo a qué es la vida».

POESÍA, PROSA Y ENSAYO

Poesía: En busca de Cordelia, Kampa, Lapidario, Rosas de fuego, Diván del ópalo de fuego (o la leyenda de Kayka y Machnun), La indetenible quietud, Paralajes, Los secretos del bosque Fractales y Río hacia la nada.

Traductora de: los poetas Vladimir Holan, Adonis o Jaroslav Seifert. Y de narradores como Margeurite Duras, Katherine Mansfield y William Golding.

Narrativa: Los caballos del sueño, Los hombres de Adén y Espajoes de agua.

Ensayo: La vida de Federico Mompou, La palabra y el secreto y Guardar la casa y cerrar la boca.

Janés hizo un relato bajo un influjo cuántico en el que viajó al primer destello que la habría de convertir en poeta: el Cántico espiritual, de san Juan de la Cruz, nacido de los cantos milenarios de Salomón, y de cómo la habían llevado hasta ese mismo momento en que todos la escuchaban recrear los enigmas de la existencia, el azar y la inspiración, que en su caso inauguró el poemario Las estrellas vencidas (1964).

Tres días antes de esta lectura en la RAE, Janés trazó, en su casa madrileña, parte del arco de su vida. Todo empezó cuando tenía alrededor de un año. Estaba en brazos de una tía en una habitación hasta donde llegaban unos sonidos. Descubrió que “la vida es como una música que cruza la oscuridad”. Dos años después, vio un rayo de luz que la hechizó al ver miles de partículas de polvo en suspensión que giraban en cámara lenta.

Quien está presente siempre en su obra es san Juan de la Cruz. Por él empieza a escribir, al quedar “deslumbrada por el Cántico espiritual y por lo enigmático que resulta”, tras la lectura que hiciera el profesor José Manuel Blecua en la universidad. Luego están Quevedo, Góngora, Lope de Vega y la Generación del 27, pero en seguida da el salto al extranjero.

“Me parece fascinante ver el desarrollo literario del Cantar de los cantares en autores como fray Luis de León, Arias Montana y santa Teresa de Jesús, y, claro, san Juan de la Cruz. Y todavía más cuando veo que santo Tomás de Aquino muere igual que san Juan de la Cruz, pero él cantando el cantar de los cantares, mientras san Juan, en su celda-prisión pide a los monjes que se lo reciten y memoriza los primeros 31 versos. Es la belleza como algo salvador. Luego están las conexiones del universo místico-personal, místico-pasional, místico-sexual porque en el fondo lo que se canta es la unión de hombre y mujer y de esta unión el fruto de un hijo, el nacimiento de una vida. Lo que los acerca a ellos al Cantares que ven allí el gran enigma de qué es la vida. Por eso yo me lanzo a leer tantos libros de física, porque es un misterio. ¿En qué consiste la vida? Pues es que materia y energía son lo mismo, es un enigma muy grande”.

El periplo de Janés para llegar a la “resacralización del universo”, como dice Jaime Siles, es largo. “Al principio yo no me daba cuenta de este enigma de la vida. Estaba en la cuestión existencialista. Aunque pensaba en espacio-tiempo no inquieta por el tema de qué es la vida. Hasta que me asalta la duda de si la vida merece la pena ser vivida. Luego bien la pregunta qué es la vida. Me voy metiendo en otros caminos, hasta que se junta otro enigma relacionado con la poesía: ¿Qué es la inspiración? Es cuando lo relaciono con el inconsciente, con el ADN y una serie de cosas presentes en el enigma de la vida. ¿Qué es un ser vivo? Pues un ser vivo tiene un cuerpo que es materia y que es energía. ¿De dónde procede? Está en el ADN. ¿Y, qué es el ADN? Es memoria, la memoria de la humanidad entera. Por eso me parece que el hallazgo de Jung del inconsciente colectivo en realidad era esto. Y eso es lo que te permite saber algo que aparentemente no sabes porque está metido en la memoria del cuerpo. Hasta que de repente puede aflorar”.

Materia-energía-emoción/sentimiento. Esa puede ser la trinidad del creador.

En este caso de una mujer que aprendió idiomas como checo, persa e italiano para leer a poetas que le interesaban y traducirlos al español. “La prensa debe colaborar mucho en mantener el idioma. ¿Hay que aceptar todo lo que se dice? Pues, no lo sé. Evidentemente, hay que incorporar palabras nuevas y empleos que no están bien definidos”, reflexiona la autora de obras como Kampa yLapidario.

Tras su primer poemario, en 1964, Las estrellas vencidas, Clara Janés entró unos seis años en silencio, hasta que la lectura de Vladimir Holan la rescató. Ese es su segundo big bang, uno de cuyos poemas, traducidos por ella, lee en la habitación iluminada con decenas de destellos de sol que asoman por la persiana echada:

“Encuentro en un ascensor:
Entramos en la cabina y nos quedamos solos los dos
Nos miramos sin hacer nada más
Dos vidas, un instante
La plenitud, la felicidad
En el quinto piso ella salió
Y yo que iba más arriba comprendí
que nunca volvería a verla
Que habíamos encontrado
Una vez para siempre
Que aun habiéndola seguido
Lo habría hecho como un muerto
Y que si ella hubiera vuelto a mí
No habría vuelto más que del otro mundo”.

Es la eterna presencia de la ausencia, la fugacidad. La vida, dice la nueva académica: “El instante es lo que queda, es suficiente a veces. Yo vivo de instantes. No es tanto el tiempo, como la intensidad como se viva cada momento. Así es”.

EL ENIGMA DEL TIEMPO, LA VIDA Y EL AMOR

“Hace años que, movido por una única energía impulsora, gira en mi mente un triángulo de tres nombres: Fray Luis de León, Arias Montano y san Juan de la Cruz -triángulo que, manifestando su dinamismo, ha dado en cuadrado al incorporar el nombre de santa Teresa de Jesús-”, contó la poeta con su voz pausada y dulce en la RAE, en su discurso Una estrella de puntas infinitas. En torno a Salomón y el Cantar de los cantares. Esos cuatro poetas, más ella, conectados con el rey sabio y sus Cantares. Todos unidos con un hilo místico-poético, místico-racional, místico-pasional que Janés interpreta como “una búsqueda sobre qué es la vida, qué es la belleza, y cómo la belleza ayuda a sobrevivir”.
La respuesta a este homenaje al rey Salomón y sus Cantares la dio la académica Soledad Puértolas, que se podría resumir en este pasaje: “Mientras el ritmo cadencioso de las palabras de Clara Janés nos invita a seguir el camino que nos conduce por los bíblicos tiempos de Salomón y que luego nos pierde en insondables oscuridades e incansables persecuciones, nos reconocemos en nuestra sed de amor, en nuestra propia oscuridad, en cuestas que ascienden y descienden, en fatigas y desánimos que piden un instante más de vida. El instante decisivo. Ese destello, decisivo, de vida”.
No olvidó Puértolas decir que “si los enigmas son consustanciales a la escritura, para Clara Janés están en el mismo centro, en el corazón de las palabras que persiguen a tientas el momento sublime de la unión con el Amado”.

WINSTON MANRIQUE SABOGAL

 

MORIR RABIANDO….Rosa Montero

Vino un médico, nos tranquilizó, nos ayudó. Desde que llegó a casa, como un ángel de luz, mi querido enfermo pudo descansar.

 

POR DESGRACIA  desgracia estoy segura de que muchos de los que me estáis leyendo habéis tenido que sobrellevar la muerte de alguien muy querido. A veces los fallecimientos son repentinos, pero lo habitual es tener que acompañar a la persona amada en la lenta y amarga travesía del desfiladero. En ocasiones, ese tránsito final es un martirio. Lo he vivido de cerca. Cuando busqué, desesperada, los cuidados paliativos que te ofrecía el sistema, resultó que tardaban bastante tiempo en llegar, que después de todo no eran tan paliativos y que no funcionaban ni en los fines de semana ni en las fiestas, como si los agonizantes no tuvieran el derecho de agonizar en esos días. En mi total congoja, cuando cada hora que pasaba era un sufrimiento, acerté a llamar ala asociación DMD, Derecho a Morir Dignamente. Vino un médico, nos habló, nos tranquilizó, nos ayudó. Desde que llegó a casa, como un ángel de luz, mi querido enfermo pudo descansar. Y empezó ese tiempo raro y dulce de los últimos momentos, cuando el amado ya no sufre y la Muerte anda merodeando por la casa con pies de algodón. Gracias a la sedación paliativa, falleció dos días después serenamente. No nos cobraron ni un solo euro. Nunca podré agradecérselo lo suficiente. Desde entonces pertenezco a DMD, porque quiero que todas las personas, incluida yo misma, podamos tener acceso a ese sosiego final.
Pues bien, ese médico, ese ángel, Fernando Marín, ha sido recientemente perseguido por la Fiscalía de Avilés, junto a Mercedes Caminero, una pobre voluntaria de la asociación a la que incomprensiblemente también acusaron, y a Fernando Acquaroni, que buscaba ayuda para un hermano agonizante, de la misma manera que yo la busqué para mi enfermo. Como Fernando Marín no estaba en Madrid, le pidió a la voluntaria que mandara por correo a Acquaroni la medicación del protocolo de la sedación paliativa, y el envío fue interceptado en Correos. Por todo esto les abrieron a los tres un proceso; para colmo añadieron el suicidio de una mujer a la que los imputados nunca conocieron (quien le facilitó la sustancia letal fue otra persona, también fallecida, que traicionó a la DMD). A Fernando, Mercedes y Acquaroni se los acusó de dos delitos de cooperación al suicidio y un delito contra la salud pública y les pidieron seis años y cinco meses de prisión. Aunque se saben inocentes, como la ley es tan ambigua y los prejuicios sociales tan complejos, decidieron no correr riesgos inútiles y aceptar dos años de condena, sin ingreso en prisión. El hermano de Acquaroni estaba tan terminal que el pobre murió (sufriendo y sin ayuda) tan sólo 24 horas después del momento en que hubiera recibido los fármacos. Me espeluzna pensar que yo misma podría haber ocupado el lugar de Acquaroni, y todo porque existe una confusión monumental entre el suicidio, la eutanasia y la sedación paliativa. Esta última es totalmente legal, pero, como se ha visto en el caso de Avilés, pueden retorcer las circunstancias hasta meterte en la cárcel.
 
Pero, como dice Marín, lo más triste de todo es que esta condena suya va a hacer que la situación retroceda aún más y que muchos médicos, aun sabiendo que la sedación paliativa es legal, no se atrevan a administrarla. Puede que nuestros seres queridos, nuestros padres, hermanos, cónyuges, amigos, tal vez hijos, mueran rabiando y en el abandono terapéutico. Puede que nosotros mismos tengamos que enfrentarnos a un calvario. ¿Y en razón de qué? ¿Cuáles son los fanáticos dogmas religiosos que nos ordenan acatar este tormento? ¿Por qué mi vida civil la regula un Dios? Además, si ese Dios es amor, como decía san Agustín (“En el atardecer de la vida te examinarán de amor”), estoy segura de que no podría querer esto.
Nuestro país precisa urgentemente un pacto social sobre la eutanasia, la ayuda al suicidio y la sedación paliativa. Un acuerdo que vaya más allá de la mugre sectaria partidista, porque estamos hablando de algo demasiado esencial como para que permitamos que lo manipulen los políticos. Necesitamos una ley que regule la eutanasia y que impida todo tipo de excesos, por supuesto. Y entre los excesos incluyo esta kafkiana persecución de la Fiscalía de Avilés y esta condena.

Rosa Montero.

Abecedario de la Feria del Libro 2016 ¡De la A a la Z, una visión despeinada de la cita librera del año!

 

A– Como decíamos ayer, sigue siendo la letra favorita de las editoriales españolas para buscarse nombre. Desde A Buen Paso hasta Autores Premiados pasando por Abada, Acantilado, Akal, Anagrama, Aguilar, Alpha Decay, Astiberri, Atalanta, Ana o Automática, este año hay en la feria 37 sellos que empiezan por el principio.

AUTOFICCIÓN– Descanso del guerrero. // En algunos casos es a los novelistas lo que los discos acústicos a los músicos. // Género memorialístico cultivado por narradores omniscientes. // En algunos casos es a los novelistas lo que los discos en directo a los músicos. // Véase, HARTOFICCIÓN.

BOOKTUBER– Bernard Pivot en formato de bolsillo. // La de 2016 se recordará como la feria en la que triunfaron los booktubers. Puede que alguien recuerde también los libros de los que hablaban. // Cuando el booktuber señala la luna, el paseante mira al booktuber (y a la cola) y no a la luna.

CUMPLEAÑOS– Pretexto para convertir en novedad una reedición. // La feria del libro cumple 75 años; Alianza, 50; Calambur, 25; varias editoriales del grupo Contexto, 10. Los cadáveres de Cervantes y Shakespeare, 400. Parece que fue ayer.

DEBRAY, Régis- Intelectual francés –valga la redundancia- que el domingo 12, día de clausura de la feria, presentará a las 11,30 su libro Elogio de las fronteras(Gedisa). Le acompañará Alfonso Guerra. Como estamos en campaña, es posible que algún espontáneo le pida al ex vicepresidente del Gobierno: “Dale caña, Alfonso”.

EDITORIAL- No paran de nacer, crecer y reproducirse. En este curso ha visto la luz un buen puñado: Armenia, Arpa (otras dos con A), Dirty Works, El Paseo, Hoja de Lata, Rata, Ultramarinos… // Antes la gente con inquietudes culturales montaba una revista; ahora monta una editorial.

FERLOSIO, Rafael Sánchez- Escritor poco dado a la vida literaria que el sábado 11 firmará ejemplares a las 19 h. en la caseta de la librería El Buscón. Acaba de publicar el segundo tomo de sus ensayos completos: Gastos, disgustos y tiempo perdido (Debate).

FRANCIA- País invitado que ya lo fue en 2009. Aquella vez, con más peine quegloire. Este año ha ido mucho mejor, tanto que la experiencia organizativa madrileña ha llevado a nuestros vecinos a organizar, del tirón, una Eurocopa de fútbol.

GIL, Emilio- Autor del cartel.

GOPEGUI, Belén- Este año el lema de la feria procede de El lado frío de la almohada, la novela de Belén Gopegui publicada en 2004 por Anagrama: “Porque no se imagina en el aire. Porque imaginar tiene que ver con hacer, con poder hacer”.

Una caseta en Feria del Libro de Madrid.

HARTOFICCIÓN- Término propuesto por Luis Magrinyà, que fue lexicógrafo de la RAE antes que fraile/escritor, como sinónimo de AUTOFICCIÓN.

IDA. La Residencia de Estudiantes acaba de publicar ‘La voz de Ida Vitale’ en su estupenda colección de audiolibros. Recoge dos lecturas de la poeta uruguaya en la Colina de los Chopos. «Uno llamar azar / a su imaginación insuficiente», dice.

JOVEN- A veces se confunde connuevo a pesar de que todo el mundo sabe que nuevos, por irreductibles, son autores como el citado Ferlosio o Isidoro Valcárcel Medina. // Planta de unos grandes almacenes.

KAIRÓS- Sello barcelonés que un día antes de que se inaugurase la feria ganó elPremio Nacional a la Mejor Labor Editorial. Su caseta es la número 280.

LUCA, Erri de- Escritor italiano que tras una larga travesía del desierto, publica sus novelas en Seix Barral y los libros que no lo son (o no exactamente) en sellos como el Círculo de Bellas Artes y Sígueme. Esta última -caseta 313- acaba de publicar Y dijo, una particular lectura de los diez mandamientos en la que, desierto por desierto, cumbre por cumbre, Moisés ejerce de alpinista.

MADRID- Poblachón invitado a la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara (México) en 2017.

MIEDO- «Ni pena ni miedo». El poeta chileno Raúl Zurita, que pasó un martes por el Retiro para presentar dos libros imprescindibles, escribió esas cuatro palabras en el desierto de Atacama. Son, por cierto, las mismas que Rosa Montero lleva tatuadas en la espalda.

NUEVO- Véase JOVEN.

Ñ- Eñe estrena director (el novelista Luisgé Martín) y ese director se estrena con una entrega dedicada a Cataluña. De ahí que la revista, por una vez, se llameEnye. J. M. Caballero Bonald escribe sobre Carlos Barral y una de las grandes expertas en Barral, Carme Riera, no ejerce esta vez de tal sino que publica, otro estreno, poemas. También escriben, entre otros, Isabel Coixet, Ignacio Martínez de Pisón, Lorenzo Silva y Sergi Pàmies. Por su parte, Miquel de Palol publica una serie de aforismos. Como este: «El destino es aquello que se hace para evitarlo». Es decir, «El destí és allò que es fa per evitar-lo».

ORDEN- Francisco Rico, que el jueves 9 recorrió la feria buscando huellas de Cervantes, tiene una idea: agrupar las casetas temáticamente. Tienen un año para pensarlo.

PENA- Véase, MIEDO.

QUIJOTE- Hidalgo de los de lanza en astillero. Andrés Trapiello, que hablará en el Micrófono de la Feria el día de la clausura, publicó durante el segundo fin de semana de festejos un artículo en el que sugería una corrección para su versión moderna de la novela de Cervantes: En astillero.

REDONDO- Según Juan Villoro, Dios lo es. También es temporalmente francés.

SENA- Río que ha pasado por Madrid. // Río que se ve desde el sillón de Amin Maalouf en la Academia Francesa.

TRADUCIR- Acto de amor no siempre correspondido. // Trabajar por cuenta ajena para un lector que a veces no se da ni cuenta de que trabajas para él.

UDL- Distribuidora que ha conseguido que muchos editores independientes sean lo primero además de lo segundo, es decir, que consigan un grado de profesionalidad poco acostumbrado en un oficio en el que el realismo solía ser inversamente proporcional al pragmatismo.

VALLADOLID- Ex capital de España cuya feria del libro coincide con la de la capital actual. Dura una semana más. Por si alguien se queda con ganas.

WILDE- «Ahora me parece que el amor, sea cual fuere su calidad, es la sola explicación posible de la extraordinaria suma de sufrimiento que hay en el mundo». Lorca subrayó esta frase del De profundis de Oscar Wilde en el ejemplar que tenía en su biblioteca. Lo cuenta Luis García Montero en el libro que acaba de publicar: Un lector llamado Federico García Lorca (Taurus), un recorrido por las lecturas del poeta granadino. Seguro que alguien subraya el subrayado.

XORDICA- Editorial aragonesa que ha publicado Dentro del secreto. Un viaje por Corea del Norte del escritor portugués José Luís Peixoto, una gran contribución a ese género literario que empieza a ser el país más hermético del mundo.

YOUTUBER Fenómeno que ha vuelto a dividir el mundo entre apocalípticos e integrados. // Muchacho famoso que a veces produce -o le producen-merchandising en forma de libros que terminan en la feria del libro. // Comentarista de la vida, es decir, novelista por otros medios.

ZURITA, Raúl- Poeta chileno que en el Micro de la Feria, dijo: “Uno piensa qué pasaría si todos los que escriben, todos los que hacen literatura, que escriben poesía, dejaran de hacerlo: la humanidad perecería a los cinco minutos que siguen. El hecho de que haya una Feria del Libro, de que haya escritores, de que haya gente que persiste en sacar desde zonas muy frágiles, desde profundidades muy rotas, muy quebradas, muy arrasadas y que insiste, no obstante, en poner su dimensión del sueño y la pasión, del amor humano, de las emociones humanas, de los sentimientos humanos está, en cierto sentido, sosteniendo lo que somos. Me alegro de estar acá, me alegro de la gente que circula, me alegro de este parque, me alegro de la ciudad de Madrid. Los saludo afectuosamente”. ¿Qué se puede añadir?

Abecedario de la Feria del Libro 2016

CINCO MINUTOS MÁS…Jose Maria Fuentes-pila Estrada

CINCO MINUTOS MÁS…

Cinco minutos más, esos que a la vista del infante resultan una eternidad, siéndolo para la madre que se lo repite una vez más. Cinco minutos más para prolongar una risa, para evitar un saludo, para abortar un encuentro, atajo de la responsabilidad.

Cinco minutos más, aguanta que ya llega la ayuda, solo son cinco minutos más, esos que cuando la vida parece huir del pecho, la voz cercana se agarra para escuchar la sirena, quizás de la salvación.

Cinco minutos más, prórroga de la prórroga, lo suficiente para explicar, para dar y tomar, como aliento y solución de lo que no puede esperar.

Cinco minutos más, los que la almohada le pide al joven que el despertador odia solo pensando en la jornada escolar. Cinco minutos más, una copa multiplica los minutos en horas muertas, refugiado en la soledad de la vieja barra del bar.

Cinco minutos más, en el abrazo consciente, en la mirada serena, el tiempo suficiente para grabar en la mente ese instante de paz.

Cinco minutos más, enlenteciendo el paso para evitar el llegar, cuando el amor acompaña al arcén de la estación. Y el tren que remolón, el último beso no niega, anuncia un nuevo retraso, cinco minutos más.

JMFP

 

ARGUMENTOS…..Jose Maria Fuentes-pila Estrada

Argumentos, cortinajes que recogen el ser y el no estar, el estar sin ser, como torrente de lamentos que arrastran hojas de otoño por alcantarillas ocultas, eso que son verdades que al paso salen para dar vida a los bellos monigotes convertidos en siembra de falsos cimientos.
Argumenta el listo sobre el tonto, busca el tonto entre la enquina de su espejo, rostro de listo, la forma de torear la bestia que fermenta en ese mirar que argumenta con los pitones brillantes de sangre por venir.
Argumentos infantiles, los que como papel higiénico gasta el niño dejando la mierda adornando su culo, convencido de la bronca, pero que no falte defensa a su trompo que dice la madre es trompa.
Argumentos tan largos como ladrillos apilados al cielo, tantos como la muralla china ordenando la idiotez del que desmontar quiere la frase fresca, espontánea, sin más argumento que la bella mirada.
Argumentos bíblicos, científicos, tan racionales que encadenan filas de vidas convencidas de anatemas, teoremas y verdades, que hacen del mundo pantalla en la que todos argumentan.
Argumentar para no ser creído, tan solo ser aplaudido por las manos de tibia sangre que solo argumenta en el circo, payaso que entre gracia y gracia ya no argumenta su llanto.
Argumentos, lenguas en movimiento, molinillos de vago viento que los vocablos escupen como martillazos al alma que esquiva uno, dos golpes, para salvar el talento que en silencio se recrea en esa creatividad manifiesta, por cierto amordazada, porque prohibida tiene la manifestación expresada.
Argumentos son clarines, la voz cantarina y falsete en el teatro del mundo, donde cien mil argumentos se cosen para decir amor con un sólido significado. No es necesario, maestro, que me argumente el amar, que entre legajo y legado, costras de la existencia, semillero es el terreno donde la lluvia abona los nuevos significados. Esos que al mirar al sur, allá donde el viento me llama, acercarme sin argumento es tocar el cielo sin más.

JMFP

 

A %d blogueros les gusta esto: